Quiero dedicar el post de hoy a una de las tradiciones brasileñas más conocidas!

¿Habéis visto a alguien volver de Brasil sin cintas de colores anudadas en las muñecas?

Una “Fita de Bonfim” (“Cinta de Bonfim”) es un suvenir y un amuleto religioso católico típico de Salvador, capital del estado brasileño de Bahía.

Se venden por toda la ciudad pero especialmente en la Iglesia de Nuestro Señor de Bonfim

(Parada obligatoria si visitas la ciudad de Salvador!)

Los visitantes atan esas cintas a la verja de la iglesia en señal de ofrenda, concretamente haciendo tres nudos mientras pides tu deseo, cada cinta se identifica con el tipo de deseo que se pide:


BLANCO
: Paz, sabiduría, calma. Repela las energías negativas y eleva las vibraciones positivas. También significa inocencia y pureza.

 ROJO: Es el color de la pasión y los sentimientos. Simboliza el amor, deseo, poder, fuerza y energía.

VERDE: Refleja el vigor, la juventud, el frescor, la esperanza. Representa las energías de la naturaleza y del renacer.

VERDE OSCURO: Asociado a lo masculino. Simboliza la virilidad.

AMARILLO: Utilizado para atraer dinero y riqueza. Asociado a la prosperidad y al optimismo.

NARANJA: Trae suerte en la consecución de objetivos personales y profesionales. Simboliza movimiento y la espontaneidad.

AZUL: Conlleva seguridad, tranquilidad, armonía y salud. Es el color del cielo, del espíritu y del pensamiento. Simboliza la lealtad, la fidelidad, la personalidad y la sutileza.

ROSA OSCURO: Usado para lograr la felicidad en el amor. Significa belleza, salud, sensualidad y romanticismo.

ROSA CLARO: Asociado a lo femenino. Ternura, suavidad, cariño, amor.

Consejo: Cuando llegues a la iglesia vas a encontrar un millón de personas en la puerta intentándose vender de forma agobiante cintas y amuletos a precios ‘altos’.

Tomate tu tiempo en decidir y negociar tu compra!

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español