A diferencia de lo drones que solemos conocer, esta cámara voladora te acompaña allá donde vayas. Hoy os hablo de Lily Camera.

Sabéis que me gusta estar al día de todos los nuevos gadgets y este me pareció un gran compañero para los grandes aventureros.

Aunque se mueva por el aire no es un drone. No se maneja a distancia si no que dispone de un posicionamiento de GPS  que sigue un dispositivo que nos colocamos en la muñeca o bolsillo. Esta cámara que sigue a su objetivo, posee una cámara de 12Mpx semejante a la de GoPro Hero 3, graba en 1080p y 720p y solo pesa 1,3 kilos.

Es una herramienta ideal para grabar sesiones deportivas. Al saltar o caer el rastreador se aleja o acerca  hasta 15 metros de la posición del rastreador de la muñeca y puede alcanzar una velocidad de 40km/h resistente al agua. Su único inconveniente la duración de su batería de 20 minutos.

Para que empiece a funcionar solo hay que lanzarlo al aire…

¿Qué te parece este nuevo acompañante?

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español