El verano no todo lo que trae es positivo. Para nuestro organismo comer fuera, cambiar de horarios, las vacaciones… en general rompen la rutina que habíamos llevado hasta entonces. Todo esto trae consecuencias y nuestro estado físico decae porque no estamos dispuesto a dedicarle tanto tiempo a cuidarnos.

Este método está revolucionando el mundo fitness, os hablo del entrenamiento HIIT (High Intensity Interval Training) que estoy empezando a practicar. En solo 30 minutos al día realizas un entrenamiento cardiovascular muy intenso que mejora nuestra resistencia y nos mantiene en forma.

Este entrenamiento consiste en combinar periodos cortos de tiempo con repeticiones de un ejercicio cardiovascular muy intenso al 80%-90%, lo que conocemos como “darlo todo”, con otros menos intensos al 50%-60%. Cualquier ejercicio cardiovascular vale para este método tanto en cinta, elíptica, máquina de remo, piscina, corriendo bici estática. En mi caso realizo una serie de diferentes ejercicios funcionales.

A diferencia de los entrenamientos LISS (Low Instensity Steady State) al que habitualmente estamos acostumbrados, HIIT supone un gasto calórico total y la cantidad de lipolisis son sustancialmente mayores. También consigue una mayor reducción de pliegues de grasa ¡Hasta 9 veces más!

Su principal ventaja es que solo te hace falta 30 minutos al día para entrenar. Los aficionados a las pesas suelen combinarlo para así perder más grasa y tonificar aún más los músculos.

Otros beneficios para nuestro cuerpo son la mejora de capacidad cardiorrespiratoria, reducción de grasa corporal, reducción de enfermedades cardiovasculares y aumento de la hormona del crecimiento.

                      

Para calcular los intervalos de tiempo yo utilizo unas aplicaciones tanto para Android “Hiit intervalo entrenamiento” o para los dispositivos de Apple “Interval time-timing for HIIT training and workouts”.

Yo ya estoy en ello… ¿Y tú, cuando te animas a “darlo todo”?

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español