Cada día nos sorprenden con miles de nuevos inventos o nuevas tecnologías que prometen ser totalmente útiles. Pero lo cierto es que la gran mayoría no logran serlo y se quedan en un simple intento.Hoy voy a rescatar algunos gadgets que he visto últimamente, me han parecido interesantes y creo con ellos diremos adiós a otros antiguos sistemas u objetos.

ADIÓS AL CAFÉ FRÍO

El termo tiene una capacidad de 350 ml y hace uso de una tecnología que refrigera o calienta la bebida a través del uso de materiales de cambio de fase que cambian entre estados cuando se les expone a distintas temperaturas. De este modo si la bebida está caliente estos materiales pasan de sólidos a líquidos para absorber el calor en el proceso, y cuando se refrigeran pueden pasar a estado sólido y liberar ese calor. Además Ember cuenta con  conectividad Bluetooth LE para poder controlar esa temperatura desde el teléfono móvil.

 

ADIÓS A LAS CUCHILLAS DE AFEITAR

Skarp es  la maquinilla de afeitar que pretende revolucionar este mercado con el uso de un láser de baja potencia en lugar de las cuchillas de toda la vida. Los desarrolladores dicen que el uso del láser hace que evitemos la aparición de cortes, quemaduras, infecciones, picores, o irritaciones, y además evita el uso de recambios con altos precios, apenas hace necesario usar agua para el afeitado.

ADIÓS A NUESTRA IMAGEN INVERTIDA EN ESPEJOS

Ya estamos acostumbrados a ello, pero la imagen que tenemos de nosotros mismos es probablemente incorrecta. La gente no nos ve como nos vemos en el espejo, sino al revés. Y los que nos ven mal no son ellos, sino nosotros mismos por culpa de esos espejos que en realidad muestran la imagen invertida. Empresas como TrueMirror o Perspectiva y Solución se dedican precisamente a ofrecer combinaciones de espejos que muestran nuestra imagen real.

 

 

ADIÓS A CERRAR MAL EL FRIGORÍFICO

Aunque la gran mayoría de los frigoríficos tienen un sistema que avisa cuando la puerta se ha cerrado mal, para los frigoríficos más antíguos llega este avisador de temperatura, que cuando la temperatura en el interior del frigorífico se ve reducida aumentada (normalmente por la puerta abierta o por un corte del suministro eléctrico) o se deja la puerta abierta más de 30 segundos (lo sabe gracias a un sensor de luz), avisa con un sonido que puede escucharse desde la habitación contigua.

 

Comments

comments