La isla que nunca pasa de moda ofrece caras muy diferentes en función de cuando decidamos visitarla, y la fecha puede marcar, y mucho, la impresión que nos llevemos de una isla maravillosa que cambia totalmente entre unos meses y otros. Que os voy a decir, es mi isla, pero sin pretender ser objetivo, sí que quiero recomendaros los que a mi juicio son los mejores meses para visitar Ibiza.

La temporada turística en Ibiza se extiende entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre, aunque en ocasiones se sigue considerando alta la primera semana de octubre, en la que normalmente los grandes clubes y discotecas celebran sus famosas fiestas “Closing” o de cierre de temporada. La mayoría de hoteles suelen estar abiertos hasta el 30 de octubre, después la oferta hotelera se reduce mucho.

Si lo que buscas en Ibiza es fiesta, un ritmo frenético, playas repletas de gente con cuerpos imposibles, y que haya varios planes simultáneos para cada hora del día, tu época ideal es entre el 1 de Julio y el 10 de septiembre aproximadamente. Esos son los meses en los que la isla llega a su apogeo, con fiestas a diario, miles de turistas y decenas de planes para que te falten horas en el día.

Eso si, si tu plan no es de viaje con amigos, fiesta extrema, ritmo frenético y aglomeraciones de gente, olvídate de esos dos meses. Además de que los precios son más altos tanto en alojamiento y vuelos como en hoteles, el staff de los distintos sitios va a tope, el cansancio acumulado empieza a notarse, y puede hacer que tus vacaciones de relax sean un poco más aceleradas de la cuenta, o te sirvan de todo menos para descansar.

Sin duda si tuviera que quedarme a nivel personal con una época ideal para ir a Ibiza sería la comprendida entre el 1 de mayo y el 15 de junio: todos los sitios están ya abiertos, los precios son mucho más asequibles y toda la isla está “recién pintada” para la temporada de verano. El staff está fresco, dispondrás sin problema de sitio tanto en playas como en los principales restaurantes y beach clubs de la isla, y si te quieres animar a disfrutar algo de fiesta también tienes esa opción con las aperturas y eventos de la temporada ya en marcha. Es una época perfecta para disfrutar de la isla de verdad, poder recorrerla entera en coche o moto sin agobios, conocer varias playas, comer en sitios que en pleno julio son casi inaccesibles, y lo mejor de todo: con una temperatura que otros sitios de España no disfrutan ni siquiera en pleno agosto. La media de temperatura en Ibiza para el mes de mayo-junio es de 21-25ºC y el agua del mar suele estar en esa época entre 18-21ºC. Mayo te permite acudir además a los principales mercadillos hippies como Las Dalias, recorrer de noche las calles del puerto de Ibiza sin que te aburran los relaciones públicas, y como no, disfrutar de algún chollo en las tiendas del puerto imposible durante la temporada alta. Además, es una época perfecta para una visita en familia, y tanto tú como tus hijos conoceréis una isla muy diferente a la que estamos acostumbrados a ver en la TV, y de la que sin duda volveréis enganchados. Es decir: tienes todos los atractivos de la isla ya disponibles, pero sin el agobio de julio y agosto.

Si la pre temporada se te hace imposible, el otro extremo también es una buena opción, así que si tu calendario laboral te lo permite del 15 de septiembre al 30 de octubre la isla vuelve a recuperar la calma, los precios vuelven a bajar y el tiempo suele ser aún bastante bueno como para darte la última escapada pre-invernal.

¿Quién está de acuerdo conmigo?

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español