En los aeropuertos pasan a diario miles de personas y son muy seguros, pero a veces dependiendo de donde te encuentres, puedes tener malas experiencias con desconocidos que intentan robarte la maleta o te piden que les guardes las suyas.

En mi caso, en el aeropuerto de Madrid, alguien casi estuvo a punto de coger mi equipaje de mano mientras yo estaba esperando en la cinta, pero menos mal que por suerte pude llegar a tiempo.

Desde entonces tengo siempre más cuidado y trato de proteger mi equipaje al máximo, así que para que nunca os llegue a suceder a vosotros tampoco, os quiero dar mi opinión y mi punto de vista de cómo yo suelo hacerlo ahora.

  • Nunca te alejes del equipaje.

Ya sé que estás cansado de oírlo una y otra vez en el aeropuerto, pero no todo el mundo al final acaba haciendo caso.

  • Toma una fotografía de tu maleta al documentarla en la báscula comparando el peso

Es muy importante que saques una foto del peso de tu maleta para tener constancia de los kilos que tu llevas, así nadie podrá decirte lo contrario teniendo la prueba de ello.

  • Fotografía tu etiqueta de viaje.

No hace falta que saques una foto con una cámara profesional, con que la hagas con el móvil es más que suficiente.

  • Cúbrete las espaldas bien y envía a tus familiares por correo electrónico las fotos que has tomado del peso de la maleta y de la etiqueta de viaje para tener tu backup.                                                                                                                                                                                                            
  • Incluye un candado o embalaje de seguridad.  

Trata de comprarte uno que sea seguro. Por ejemplo, en EEUU puedes usar un candado con un rombo rojo aprobado por la TSA y lo pueden abrir las autoridades sin ocasionar daños a tu maleta.

  • Acude a las oficinas de la aerolínea.

Si esperas y esperas y tu maleta no aparece en el destino acude inmediatamente a las oficinas de la aerolínea, siempre hay empleados allí que podrán ayudarte.

  • Nunca cojas una maleta que no sea la tuya.

¡Cuidado! Da igual que te digan que la sujetes un momento porque va al servicio o porque necesita hacer algo. ¡Siempre di NO!

  • No declares sin un abogado.    

Es muy importante que siempre exijas tener un abogado antes de declarar para que él pueda ayudarte con el proceso.

  • Si llevas medicamentos controlados viaja con la receta médica a tu nombre

Es importante que siempre viajes con la receta ya que algunas sustancias podrían ser ilegales en algunos países.

  • Si estas fuera de tu país nunca declares sin el apoyo y representación consular.

 

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español