Hace un par de días me encontré en Ibiza con mi amigo de la infancia Dani, y que además no veía desde hacía años. Dani es un amante de la escalada y siempre que tiene tiempo libre y no está trabajando en su pequeña empresa de marketing online, se escapa a disfrutar de la naturaleza en estado puro y practicar como no, su deporte favorito.

Me propuso planear un domingo diferente, haciendo escalada en el acantilado de Na Xamena que está situado al norte de nuestra isla y que es una de las vías más largas con 140 metros de recorrido total.

Acepté su proposición ya que experiencia tenía, aunque llevaba tiempo sin practicar este deporte. Así que ese mismo domingo cargamos nuestras mochilas con todo lo necesario para nuestra aventura juntos y echamos de todo. Como no, nuestras gafas de sol y crema solar porque, aunque sea finales de mayo ya hace mucho calor, además también llevamos un botiquín de primeros auxilios, altímetro y brújula, cuerda, casco, pies de gato, arnés, cinta larga con tres mosquetones etc.

Así que el pasado domingo salimos desde el pequeño pueblo de San Lorenzo a través de la campiña y pasamos junto a San Miguel para subir hasta Portixol desde donde comenzamos una bajada a través de una senda increíble con salida a los acantilados y es allí donde podemos encontrar varios sectores de escalada sobre acantilado como por terreno más accesible.

Una vez allí, nos encontramos con que el acceso al pie de la vía puede realizarse de dos formas o bien con cuatro rápeles por la vía vecina Pachamama, o bien desde la playa, un acceso que nos advirtieron de que es “delicado” y que es a través de un destrepe desde el mar. Nosotros optamos por la segunda opción y he de decir que no fue nada fácil para ambos.

Una vez comenzamos a escalar los tramos más complicados los encontramos a mitad de camino y aunque no nos paramos hubo unos tramos en los que mis pies no paraban de temblar porque mantenerse físicamente cuesta, pero solo hay que tener la motivación necesaria para conseguir lograrlo.

A pesar del esfuerzo que hay que hacer físicamente he de decir que merece la pena, por la sensación tan gratificante y por sentirte tan cerca del mar. Y si no te conoces bien la isla te recomiendo que contactes con Ibiza Mundo Activo ya que organizan una salida en fin de semana para escalar en roca y podrías escalar con ellos en Na Xamena a un precio razonable.

Por lo que, si amas este deporte, es algo que te recomiendo hacer si vienes a Ibiza, aunque ojo, hay que elegir bien los días de viento para encontrar la pared menos húmeda.

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español