¿Quién no ha tenido alguna vez un Jet lag?  digamos que el jet lag, es esa mezcla de cansancio y otros síntomas provocados por un viaje en el que cruza distintas franjas horarias. Aunque parezca inevitable tenerlo, hay muchas formas de reducir los efectos del jet lag.

Aquí os dejo algunos consejos que yo suelo poner en práctica y así seguro que puedes disfrutar de tus vacaciones nada más llegar al destino.

Consejos:

 1)Prepara tu cuerpo para el cambio de zona horaria.

Intenta averiguar cuantas horas de diferencia tienes con tu destino y empieza a prepararte de manera paulatina. Si vas al este acuéstate temprano y si vuelas al oeste trata de estar despierto más tiempo.

2)Ajusta tu reloj a la hora de tu destino tan pronto como empiece tu vuelo.

 Ajustar tu reloj a la hora de tu destino te ayudará psicológicamente asimilar más rápido el cambio.

3)Bebe agua y sigue un dieta anti jet lag.

Unos días antes de que tengas el vuelo, aliméntate con comida alta en proteínas en el desayuno y almuerzo y para cenar te aconsejo un comida alta en carbohidratos. Por supuesto, no olvides beber mucha agua ya que la presión que acompaña la altura y el ambiente seco en el avión, harán que pierdas líquidos durante el vuelo. Con todo esto evitarás que tu cuerpo se encuentre en un estado vulnerable y así tienes menos posibilidades de sufrir el jet lag.

4)Camina por el avión

Camina por el avión dando paseos o realizando algunos ejercicios para mantener la circulación de la sangre.

5)Evita bebidas con cafeína:

Evita tomar bebidas que contengan cafeína ya que  si aterrizas de noche, esto afectará a los patrones de sueño.

6)Aprovecha la luz.

Tan pronto como llegues a tu destino, pasa tiempo al aire libre para para ayudar a regular tu reloj biológico.

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español