Viajar es mucho más que hacer turismo es salir de la rutina para experimentar nuevas sensaciones, descubrir lugares únicos, abrir nuestra mente y también nos da más capacidad para comprender ciertos aspectos cotidianos.

Antes de emprender nuestro viaje y cuando nos ponemos a organizar la maleta, no hay que olvidar ir bien preparados para saber solventar cualquier imprevisto que pueda surgir, ya que hasta la persona más precavida puede llevarse más de algún susto en el extranjero.

Perder el pasaporte es uno de estos sustos que te puedes llevar y para que lo evites quiero darte estos consejos:

1)Ten a mano una fotocopia de tu pasaporte y de los documentos que consideres relevantes para ti. Te recomiendo copias digitales en tu correo electrónico para que puedas acceder a ellas de forma rápida y sencilla.

2)Intenta no llevar el pasaporte siempre. Déjalo en el hotel o en algún otro lugar seguro y lleva la fotocopia contigo por si te lo te lo piden.

Pero si lo pierdes aunque hayas seguido las indicaciones que antes te he dado, respira profundamente y recuerda que puedes hacer lo siguiente:

1) Realizar una denuncia en una comisaría policial. Al realizar este trámite consigues evitar cualquier responsabilidad si alguien hiciera un uso inadecuado de tu pasaporte.

2)Dirígete a la oficina consular o embajada de tu país más cercana. En los consulados te expedirán un salvoconducto que es válido para viajar las próximas 48 horas sin poder hacer escala en ningún otro país.

(En caso de no disponer de ningún documento que acredite tu identidad, un conocido puede realizar una declaración jurada de la identidad y así podrás obtener un salvoconducto)

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español