Viajes donde viajes, es importante que siempre mantengas una serie de normas de higiene fundamentales para no enfermar, siempre oler bien y tener buena imagen.

Según el país, las normas de higiene cambian y seguramente no sean las que tengas tu en tu casa. Por lo tanto, es importante que te organices antes y tengas en cuenta un par de consejos durante el viaje.

1. Cepillo de dientes y desodorante… ¡Siempre!
Ten a mano siempre un desodorante y el cepillo de dientes. Es habitual cuando viajes que pases el día fuera del hotel, camines mucho, sudes, comes y cenes fuera de tu hotel. Tanto el cepillo de dientes y el desodorante te ayudarán a sentirte más limpio en cualquier momento del día. Los que te rodeen también lo agradecerán.

2. Kleenex, papel higiénico o toallitas.
En caso de tener que ir al baño, limpiarte la nariz o limpiarte, el papel higiénico te será siempre de gran ayuda. No ocupa mucho espacio en la maleta.

3. Separa la ropa
Tener la maleta ordenada separando la ropa en diferentes compartimos según su uso te permitirá no ensuciar con olores tu ropa limpia. Ten especial cuidado con los calcetines que suelen dejar olores fuertes si están en contacto con otras prendas.

4. Tu toalla siempre seca
Una toalla te puede servir en muchas ocasiones. Si te duchas por la mañana y luego viajas te llevarás la toalla pesada y húmeda contigo. Si no se seca bien, te olerá mal al poco tiempo. Siempre que puedas pide toallas en los hostales e intenta no usar la tuya en la medida de los posible.

5. Dúchate siempre que puedas
Según dónde vayas puede que pases días sin ducharte. Es por eso que no has de desaprovechar los momentos oportunos que te ofrece el viaje para asearte y darte una buena ducha en condiciones. Evita los hongos con tus propias chanclas.

Comments

comments