Salvador de Bahía es uno de los destinos más coloridos, auténticos y apetecibles de Brasil. Y sin duda, es el lugar al que debes viajar este año.

Te cuento por qué…

 

Su centro histórico – El Pelourinho

Pasear por el centro histórico de Salvador de Bahía, perderse entre su arquitectura colonial portuguesa, sus adoquines, sus calles estrechas y sus casonas de colores es como viajar a otra época. Esta zona es una de las más bellas y especiales de todo Brasil.

La parte antigua de Salvador de Bahía data del año 1550 y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

Dentro de esta zona no puedes perderte el Mercado Modelo, donde hay más de 200 tiendas que venden artesanía brasileña. Tampoco puedes dejar de usar el Elevador Lacerda, un ascensor de uso público que une la parte baja de la ciudad con la alta. Desde arriba las vistas panorámicas de la ciudad te dejarán sin sentido.

shutterstock_429453406

Vida nocturna

Si quieres impregnarte de la verdadera vida nocturna de Brasil, pocos lugares mejores que Salvador de Bahía. Las calles de esta ciudad empiezan a vibrar en cuanto el sol se va y ya no descansan hasta la mañana siguiente. Hay bailes y música por las calles, restaurantes tradicionales, bares y clubs… lugares pequeños y pintorescos donde siempre suena buena música de Brasil.

Uno de los eventos preferidos de locales y viajeros es la llamada ‘Terça de Bênção”, que se celebra todos los martes por la noche en Pelourinho. Se trata de una tradición de la Iglesia de San Francisco de Asís de dar comida a los pobres este día de la semana, que ha acabado convirtiéndose en un gran evento musical con artistas, música y danza en vivo en las calles que rodean la iglesia.

shutterstock_538049869

Playas paradisíacas

Salvador de Bahía no podría entenderse sin el mar, que tiene en la ciudad una presencia constante. Algunas de las mejores playas que puedes disfrutar en esta zona son Porto da Barra, ubicada al final del barrio de Barra y es una de las playas urbanas más bonitas de Brasil; Farol da Barra, una de las playas principales y gran emblema de la ciudad por el faro histórico que la acompaña.

Un poco más alejadas de la ciudad encontramos Pituba, una de las más extensas y perfecta para los amantes del surf; la playa de Itapua es la última antes de dejar el perímetro de la ciudad y destaca por haber sido el reducto hippie de los 70; Stella Maris y Flamengo las encontramos después, mucho más vírgenes y salvajes, con arrecifes y palmeras.

shutterstock_420663325

Carnaval, carnaval

Si Río de Janeiro tiene el carnaval más grande e importante del mundo, Salvador de Bahía tiene el más popular de todo Brasil: más de 2 millones de personas bailando en las calles al mismo tiempo en esta pintoresca ciudad.

Por las calles suena constantemente el Axé, la música principal del carnaval bahiano, y se reparte por diferentes circuitos a lo largo de la ciudad: Barra – Ondina, entre las playas de Barra y Ondina; el circuito Osmar, entre Campo Grande y el centro; y el circuito Batatinha que transcurre por las coloridas calles de Pelourinho.

shutterstock_73951840

Cerca de Salvador de Bahía se encuentra el hotel Grand Palladium Imbassaí Resort & Spa en el que me he alojado en alguna ocasión. Es la opción perfecta para pasar unos días descubriendo esta parte de la costa brasileña.

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español