El Caribe es uno de los destinos más atractivos de la tierra por excelencia. Los que lo prueban, no pueden dejar de volver una y otra vez. Para los que todavía no habéis ido o estéis indecisos eligiendo el destino para vuestras próximas vacaciones, aquí van un puñado de razones por las que debéis hacer las maletas y compraros ya un billete de avión a esta parte del mundo:

1. Sol todo el año.

Aunque en el Caribe también hay invierno y verano, su clima tropical no varía mucho en todo el año y sus temperaturas oscilan entre los 25 y los 30 grados sea el mes que sea. Por eso es el destino perfecto al que escaparse en diciembre o enero y descubrir que hay partes del mundo en las que se vive en un verano eterno. Además, pasar unas navidades en la playa es algo que hay que hacer, al menos, una vez en la vida. ¿Serías capaz de acostumbrarte a vivir con tanto sol? Yo lo tengo claro: sí podría.

2. Las mejores playas del mundo.

Y no hace falta que os lo diga yo. Incluso si nunca habéis estado en el Caribe, habréis visto mil veces imágenes de playas tan bellas que parecen de mentira. Con sus arenas blancas y esas aguas turquesas que quitan el sentido y te hacen querer quedarte a vivir en ellas. Además, la vida marina es una de las más ricas y los amantes del buceo encontrarán aquí un mundo submarino fascinante.

3. Historia colonial.

La historia del Caribe está unida, inevitablemente, a la historia de algunos países europeos como España o Inglaterra. Para nosotros, viajar al Caribe es viajar también al pasado de nuestra historia, a las raíces, al comienzo de todo. Y también es un buen ejercicio de reflexión, por lo que recomiendo viajar al Caribe no solo a disfrutar del sol y las playas, también para indagar sobre lo que fuimos y, por lo tanto, lo que somos.

4. Cultura caribeña.

La cultura caribeña es una de las más exóticas que existe, resultado de la mezcla de todos los pueblos que han pasado por aquí a lo largo de los siglos. Desde los colonos europeos hasta los esclavos africanos y las poblaciones indígenas, todos juntos han creado la cultura del color y del calor que encontramos hoy en día en esta parte del mundo. Una forma de vida tranquila y a la vez llena de energía que fascina a todo el que se deja caer por aquí.

shutterstock_274532576

5. La gente.

Como no podía ser de otra forma después de esa mezcla de culturas, la alegría que corre por las venas de los caribeños no la encontramos en otra parte del mundo. Los turistas los perciben como los más amables y sonrientes. Transmiten y contagian sus ganas de vivir y son, a mi percepción, los mejores levantando el ánimo a los extranjeros.

6. Gastronomía.

Al igual que su cultura y su gente, la gastronomía también se ha visto influenciada por el paso de otros pueblos. Algunos de los alimentos que más se utilizan son los pescados y mariscos, la carne de res, pollo o cerdo. Y también productos naturales muy potentes en esta zona como la yuca, el plátano o las frutas tropicales. El arroz es su acompañante favorito y en la mayoría de zonas los platos típicos llevan picante.

7. Hoteles todo incluido.

El Caribe es el destino por excelencia de los resorts de lujo con todo incluido, un clásico para aquellos que buscan sol, playa, descanso y diversión al mismo tiempo en sus vacaciones. República Dominicana y México son los países con la mejor oferta hotelera de este tipo y los que reciben cada año un mayor número de turistas. Hoteles como Grand Palladium Punta Cana Resort & Spa o Grand Palladium Riviera Resort & Spa son algunos de los favoritos en estos destinos.

8. Aventura.

Lo bueno es que para aquellos que buscan todo lo contrario a unas vacaciones “todo incluido” encuentran también en el Caribe un destino de aventura. Perderse entre sus selvas y playas y sentirse como uno de esos antiguos exploradores que entraron al Nuevo Mundo por estas costas es posible. Como en todas partes, solo debes escaparte de lo convencional y saber dónde buscar.

shutterstock_258320678

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español