Las islas españolas nada tienen que enviar al Caribe. El clima no es tan caluroso todo el año, por eso es con la llegada de la primavera cuando éstas empiezan a estar en su máximo explendor.

La escapada perfecta para un fin de semana de abril o mayo está aquí, a la vuelta de la esquina.

 

TENERIFE

Viajar a Tenerife es un acierto seguro porque te aseguras de que siempre va a hacer buen tiempo, de que sacarás la ropa de baño de la maleta y de que sus playas, su biodiversidad, su gastronomía y su gente te sacarán más de una sonrisa.

Además no sé a vosotros, pero A MÍ Tenerife siempre me ha animado a ponerme un poco rebelde. Un lugar en el que reinan las agradables temperaturas de primavera durante todo el año… ¿no es eso una rebeldía contra los que vivimos en la península?

Por eso siempre que voy (que es siempre que puedo) me gusta alojarme en el Hard Rock Hotel de Tenerife, porque concuerda perfectamente con el estado de humor que te deja la isla: muy rocker.

shutterstock_123032926

MENORCA

Tal vez de las 3 islas que os traigo en esta lista, Menorca sea mi favorita.

Menorca es diferente a las demás islas de las Baleares, la más oriental del archipiélago tiene su personalidad marcada por sus vírgenes playas y calas y sus pueblos congelados en el tiempo, por sus monumentos megalíticos y los restos de épocas pasadas.

Dicen que aquí los vientos de la tramontana modifican la conducta de la gente a sus anchas. Y es que ni siquiera el turismo ha conseguido dañar la autenticidad de un lugar que no se vende ni se doblega ante la mirada de nadie.

Sin duda es en primavera cuando la isla está en su mejor momento. No pierdas la oportunidad de visitarla em abril o mayo, de perderte por su Camí de Cavalls, dejarte seducir por las montañas rojizas de Cala Pilar o alójate en el Fiesta Hotel Castell Playa para descubrir lo mejor de la isla.

shutterstock_150939656

IBIZA

Si hay una época buena para visitar Ibiza, es en primavera. A partir de abril la isla está en su mejor momento y se convierte en un lugar privilegiado, un remanso de paz para los que se dejan caer por aquí (que en esta época, y esto es lo bueno, no son muchos…).

Es el momento ideal para conocer la isla sin turismo ni masificaciones, sin medusas en sus cristalinas aguas y con calor agradable pero sin llegar a agobiar. Las playas y calas que en temporada alta están a rebosar de gente, las encontrarás vacías y solo para ti en esta época del año.

En Ibiza en primavera la naturaleza es la protagonista, por eso alojarte en un hotel como el Agroturismo Sa Talaia ayudará a mejorar esta experiencia de conexión con la madre en tierra en la isla blanca del Mediterráneo. Y si entre cala y cala te quedan ganas de adentrarte un poquito más en Ibiza, tenemos las rutas de senderismo perfectas para ti :)

shutterstock_293915987

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español