No siempre tenemos el tiempo o el dinero para viajar tanto como nos gustaría. En mi caso, al ser piloto, viajar es una forma de vida. Mi oficina es la cabina de un avión y mi rutina transcurre a diario entre nubes, cielos, aeropuertos, hoteles y ciudades distintas.

Por eso con el tiempo, eso ha acabado no siendo viajar para mí, simplemente es trabajo. Viajar es una cosa bien distinta que hago y disfruto cuando, como todos, tengo tiempo libre, me cojo vacaciones o cuento con algunos días libres en las ciudades que visito por trabajo y puedo ponerme en modo viajero y perderme por su calles durante un rato.

Aunque he viajado muchísimo en mi vida, tanto por trabajo como por placer, confieso que tampoco lo hago tanto como me gustaría. Supongo que como todos. Por eso en mi vida he acabado buscando otras formas de viajar que no supongan moverme físicamente del sitio pero que me trasladan a kilómetros de distancia e incluso a otras dimensiones, y que me dan la dosis de viajes que necesito cuando las obligaciones hacen que esté demasiado tiempo parado.

Una de esas cosas que te hace viajar sin moverte del sofá es la literatura. Desde pequeño devoro libros de aventuras y viajes que me descubren lugares nuevos y lejanos. Algunos de esos lugares he llegado a sabérmelos de memoria, a reconocer sus olores y sus colores, sin ni siquiera haberlos pisado nunca.

poltrips libros post

Para ti, que tampoco viajas tanto como te gustaría, son estos 5 libros viajeros. Tal vez te hagan viajar desde la cama justo en el momento en que más necesitas moverte, tal vez te inspiren para hacer las maletas y marcharte de verdad. Y ojalá que te hagan tanta compañía como me la hacen a mí: son mis libros de referencia, los que siempre van dentro de mi equipaje y me hacen volver una y otra vez a esos lugares en los que nunca he estado…

 

1. Ébano – Ryszard Kapuscinski 

Ébano es la obra por excelencia para recorrer el continente africano sin moverse del sofá. También es el libro por excelencia que te hará levantarte del sofá y lanzarte a conocer África. Y, ya que estamos, os diré que fue el libro que me llevó a África por primera vez. Es la obra cumbre de Kapuscinski, un retrato fantástico e inusual del continente africano que te llevará por los lugares menos comunes y más humildes, sumergiéndote en una realidad mágica que no te esperas.

2. Hacia rutas salvajes – Jon Krakauer 

El protagonista de esta historia real es Christopher McCandless, un joven americano que decidió romper con todo y cambiar el rumbo de su vida: en lugar de ir a la universidad y seguir los pasos de una vida perfectamente diseñada para él, decidió salirse del camino y empezar a vivir en la esencia del ser humano, renunciando a todo lo material, a todas las ataduras. Alaska es el escenario de esta historia sobrecogedora de la que me quedo con una frase, la lección más importante: la felicidad solo es real cuando es compartida. 

3. El amor a la ciudad – Alejo Carpentier

Me enamoré de La Habana mucho antes de conocerla gracias a este libro. Supongo que como muchos otros lectores, y como te pasará a ti también si este libro cae entre tus manos. Aquí se recogen una serie de artículos, conferencias, ensayos y crónicas que el autor fue escribiendo entre 1925 y 1973. La literatura colorista de Carpentier nos sumerge en las calles de La Habana con una pasión y un cariño que te enamorará profundamente de esta ciudad, aunque tú tampoco la hayas aún conocido.

4. Cómo ser un explorador del mundo – Keri Smith 

Este libro muchos pensarán que está escrito para niños o para adolescentes, nada más lejos de la verdad… Es un libro lleno de vida para los adultos que se han olvidado de cómo vivir. Si te entregas a él, sacará lo mejor de ti mismo, tu parte más creativa, infantil y olvidada. Tu parte más tú. Te recomiendo leerlo y ejecutarlo durante algún viaje largo, te sorprenderá la forma en la que aprenderás a ver el mundo gracias a Keri Smith…

Comments

comments

Esta entrada también está disponible en español